viernes, 15 de febrero de 2008

Parte II - Enumera lo que observas en este poema

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Parte II - Enumera lo que observas en este poema

SEPULTURA DE LA IMAGINACIÓN


Un albañil quería ... No le faltaba aliento.
Un albañil quería, piedra tras piedra, muro
tras muro, levantar una imagen al viento
desencadenador en el futuro.

Quería un edificio capaz de lo más leve.
No le faltaba aliento. ¡Cuánto aquel ser quería!
Piedras de pluma, muros de pájaros los mueve
una imaginación al mediodía.

Reía. Trabajaba. Cantaba. De sus brazos,
con un poder más alto que el ala de los truenos,
iban brotando muros lo mismo que aletazos.
Pero los aletazos duran menos.

Al fin era la piedra su agente. Y la montaña
tiene valor de vuelo si es totalmente activa.
Piedra por piedra es peso y hunde cuanto acompaña
aunque esto sea un mundo de ansia viva.

Un albañil quería ... Pero la piedra cobra
su torva densidad brutal en un momento.
Aquel hombre labraba su cárcel. Y en su obra
fueron precipitados él y el viento.
Observamos:

- El titulo: Sepultura de la imaginación
- El autor: Miguel Hernández

- El poema esta compuesto de 20 versos, divididos en 5 estrofas de 4 versos cada una.
- Que todas las estrofas son rimadas (aliento/viento. Muro/futuro. Leve/muere. Quería/mediodía. Etc.)
- Tres de los versos comienzan igual: Un albañil quería…
- El poema transmite una sensación de desasosiego, incluso de desesperanza, aunque tiene retazos de exaltación al esfuerzo y al deseo de superación.


Aprendiz

ChicoMalo dijo...

El poema no tiene sus versos agrupados en estrofas. La imagen del escrito es importante, sin embargo, su estructura diferente no le quita mérito al mensaje.
Además contiene signos de puntuación que sirven para que éste tenga ritmo y se hagan las pausas correspondientes.
Se repiten algunos términos, cuando dice “Un albañil quería” expresa querer, y luego repite y le agrega una descripción de lo que quiere.
También se repiten otras palabras, como piedra, muro, etc., cada repetición es significativa, no es sin un motivo.
Se desarrolla hasta el final sin “irse por las ramas” lo cual , me permito usar el termino “redondo”, para significar, que empieza y culmina con un buen desarrollo del tema.
Posee rimas, algunas coinciden al final de los “versos”, otras están de forma interna o al principio y al final.
( Existen palabras unidas, supongo por dificultades en la edición)

Anónimo dijo...

Parte II)


En el poema propuesto para el trabajo de
-Miguel Hern�ndez-

observo que:

Su t�tulo
�Sepultura de la imaginaci�n-

El t�tulo nos anticipa un escrito del final, de la muerte de algo,


En su forma o estructura externa el poema esta compuesto de 20 versos,

divididos en 5 estrofas de 4 versos cada una .

(en la propuesta de trabajo no aparece as� quiz�s debido a un error del blog?)

Los versos de cada estrofa riman 1� con 3� y 2� con 4�
las rimas son vocales y consonantes
Observo y me parece el poema, en si, en su conjunto, una gran met�fora, alegor�a podr�a ser?...(no s� ustedes ya me dir�n) que resume la lucha del poeta y su �ltimo sentimiento de fracaso, de un �se acab�

Seg�n yo lo leo, lo dividir�a en 3 partes:

La primera parte ser�an las dos primeras estrofas, donde el poeta nos habla del gran sue�o, de lo que el �alba�il� quer�a, sus ganas, sus ansias, de c�mo no escatima fuerzas para construir, piedras de pluma, ligeras, para un futuro que no pese.

En la segunda parte, que seg�n mi opini�n ser�a la estrofa media, o sea la tercera, pues no dice como trabaja construyendo con alegr�a, con entusiasmo, como ve que surgen muros, peque�as chispas de luz y esperanza, aunque fr�giles como aletazos, pues para
el gran sue�o, llevado a la realidad, no basta el entusiasmo.

Y en la tercera parte, las dos �ltimas estrofas, ya ve, siente, como la piedra no es ligera como pluma, la piedra es piedra y pesa y cuando cae arrastra, arrastra esperanza y fe con ella y aunque el alba�il quer�a, la piedra en todo su poder y peso lo arrastra a �l tambi�n con ella, precipit�ndolo al final.





SEPULTURA DE LA IMAGINACI�N


Un alba�il quer�a ... No le faltaba ali-ento. A
Un alba�il quer�a, piedra tras piedra, m-uro B
tras muro, levantar una imagen al vi-ento A
desencadenador en el fut-uro. B

Quer�a un edificio capaz de lo m�s l-eve. A
No le faltaba aliento. �Cu�nto aquel ser quer-�a! B
Piedras de pluma, muros de p�jaros los mu-eve A
una imaginaci�n al mediod-�a. B

Re�a. Trabajaba. Cantaba. De sus br-azos, A
con un poder m�s alto que el ala de los tra-enos, B
iban brotando muros lo mismo que alet-azos. A
Pero los aletazos duran m-enos. B

Al fin era la piedra su agente. Y la mont-a�a A
tiene valor de vuelo si es totalmente act-iva. B
Piedra por piedra es peso y hunde cuanto acomp-a�a A
aunque esto sea un mundo de ansia v-iva. B

Un alba�il quer�a ... Pero la piedra c-obra A
su torva densidad brutal en un mom-ento. B
Aquel hombre labraba su c�rcel. Y en su �obra A
fueron precipitados �l y el vi-ento. B



Mis saludos .
-Biqui�o-

Larrhun dijo...

Precioso poema de Miguel Hernandez formado con 5 estrofas de 4 versos cada una y con una rima de 1º,3º y 2º,4º.
Con ciertas repeticiones tanto al comienzo : Un albañil quería....; como a lo largo de él... :piedra tras piedra, muro tras muro, piedra por piedra...Que consiguen crear un climax en el que se entreve el deseo y la ilusión a la vez que la fuerza y la dedicación para llegar a conseguir lo que se anhela.
La vida tuerce nuestro caminos poniendo en ellos miles de dificultades de las que intentamos salir unas veces con más éxito que otras..... M. Hernandez nos trae esto a colación..... !Qué pesimismo..! !! Menos mal que la imaginación no se puede carcelar!!!
En cuanto a la métrica,totalmente regular, cada estrofa está formada por:14,14,14,y 11 sílabas

Anónimo dijo...

palabras opuestas,
densa la "piedra" y ligero, veloz, fuerte y de fácil movimiento "viento"

se potencia la fuerza expresiva de ambas palabras, al enfrentarlas en los primeros versos que apuntan la intención del albañil, y de nuevo al unirlas en el desenlace dando enfasis con "torva,brutal, cárcel" a piedra y con "precipitados " inconsistencia al viento